Blog

Cárcel y Yoga

La practica y enseñanzas del yoga entendida como un ejercicio de “desarrollo puramente individual”, aislado de un contexto social e histórico particular parece ser el punto de partida de quienes buscan ignorar el componente político de todo acto humano, por lo tanto, propio de la practica de Yoga. Mas allá de ahondar en esta controversia, la cual se ha visto revitalizada producto de los acontecimientos desencadenados por la Revuelta de Octubre del 2019, me gustaría compartir una breve reflexión relacionada con los presos.as.es de la Revuelta.


Krishna y Arjuna

Durante las últimas semanas se ha planteado la necesidad de avanzar en una amnistía general para quienes se mantienen secuestrados en las cárceles del país, cumpliendo largas prisiones preventivas. La gran mayoría de ellos.as se encuentran detenidos por delitos de desordenes, daños a la propiedad publica, privada y agresiones a carabineros, ocurridas durante los meses mas álgidos de la protesta social. En numerosos casos, las pruebas que sustentan la reclusión son aportadas por las propias policías. No creo necesario explayarme aquí en el descrédito hacia la instituciones policiales y el historial de montajes, abusos e irregularidades que se vienen arrastrando desde años. Frente a este escenario, quisiera exponer dos reflexiones vinculadas estrechamente con nuestra forma de entender y vivir el Yoga.


  • Quizás el argumento mas recurrente entre yogis y yoginis para rechazar o evadir la discusión sobre estas problemáticas es el uso de la violencia. El concepto de Ahimsa suele salir al ruedo para desligitimar cualquier acción de protesta, la no violencia como un dogma inamovible. En primer lugar, la hipocresía y el oportunismo frente a este punto es enorme. No cabe duda que la violencia ejercida contra las personas/manifestantes fue enormemente asimétrica. Es decir, la cantidad de hombres, mujeres y niños.as golpeados, mutilados e incluso asesinados por la violencia policial/estatal es enorme comparada con el daño que los.as manifestantes ejercieron contra las policías. Las gravisimas violaciones a los DD.HH. están mas que corroboradas por organismos nacionales y extranjeros. Donde esta la compasión y la justa indignación frente a esta cruda y terrible realidad. En ese contexto, quienes utilizaron la violencia como autodefensa o como la única forma efectiva para hacer escuchar sus demandas merecen a mi modo de ver toda nuestra solidaridad. Por ultimo, parece que ha muchos.as se les olvida que uno de los mas importantes textos que nos enseña de Yoga el “Bhagavad Gita”, trata de la conversación entre Krishna y Arjuna, un príncipe guerrero, y se da justamente antes de entrar en batalla. Krshna entre cientos de enseñanzas les indica en ultima instancia que su deber como kshatriyas (guerrero) es ir a la batalla y luchar, pues la situación así lo indica. Frente a la injusticia y la amenaza de la vida si es una opción legitima.


  • No tengo el tiempo aquí para analizar lo que significa la cárcel como herramienta de control y deshumanizacion o explicar el porque las cárceles están llenas de hombres y mujeres pobres. Si puedo señalar que una de las experiencias mas potentes y enriquecedoras que he vivido, fue guiar clases de Yoga dentro de la cárcel. En conversaciones con ellos con asombro escuche que llevaban varios años practicando, al menos en dos cárceles de la R.M. las practicas con o sin instructor se mantenían por años. Siempre se mostraron respetuosos de la practica y realmente interesados, nunca he escuchado mantra mas fuerte que el vibrado entre rejas. Fue poco mas de un año viajando dos veces a la semana a encontrarme con ellxs. Fruto de esta experiencia puedo afirmar que la cárcel es indigna, no así quienes habitan en ella. Que nadie merece vivir en esas condiciones, que las causas por las que alguien cae preso.a están relacionadas con la desigualdad y violencia (volvemos al tema de la violencia) que esta misma sociedad produce. A su vez, mientras las cárceles existan el Yoga y quienes nos dedicamos a su enseñanza debemos bregar por entrar a estos espacios, no para que los dotemos de una cuota de humanidad o buena publicidad. No. Lo debemos hacer porque el Yoga debe ser para todos.as.es, no elitista, no un privilegio mas dentro de sociedades profundamente desiguales. Piensalo, si entendemos el Yoga como un proceso de profunda transformación personal que debe trascender el espacio de tu mat, aquello tarde o temprano se convierte en cambios sociales. Y la resistencia a los cambios sociales siempre existe por parte de la elite, quienes quieran mantener el orden de las cosas, sus policias e instituciones. Por consecuencia, la cárcel siempre sera una opción en nuestros caminos.


Por la libertad de los presos.as.es de la Revuelta, Amnistiá Ya!

Featured Posts
Archive
Follow Me
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram

Ejército 198, 2-3° Pisos, esquina Sazié

Metro Los Héroes

© 2017 Creado por Vishvanath.